jueves, 10 de mayo de 2018

Usar Twitter con la mirada, un reto conseguido para la comunicación de las personas discapacitadas

Las redes sociales son algo común y cotidiano para la gran mayoría de la población. Pero, por desgracia, hay mucha gente que no puede utilizarlas, como las personas con discapacidad y parálisis cerebral. Por ello, la Fundación Mobile World Capital Barcelona (MWCapital), Twitter e Irisbond, han presentado una aplicación de eye-tracking para permitirles utilizar la red social de los 280 caracteres por primera vez.
Además, esta tecnología se ha presentado en paralelo al viaje del joven Alberto Moreno, un joven tetrapléjico que puede volver a la red social dos años después de su accidente. La campaña #HeVuelto, realizada por McCann España, muestra como el joven vuelve a poder alzar su voz en Twitter, contando lo que piensa y riéndose incluso de sí mismo.


Eye Twitter, la tecnología que ha devuelto a Alberto su voz en la red, se encuentra a partir de hoy en pruebas para dispositivos Android. Esta tecnología permite navegar por la red social, hacer scroll, dar me gusta a un tuit, retuitear, reproducir vídeos y consultar los trending topics tan solo con los ojos. Además, se pueden dictar tuits mediante la voz y enviarlos con la mirada. En conclusión, un cambio de paradigma que permite alcanzar las redes sociales como nunca antes.
Irisbound, Twitter España y Fundación Once ya desarrollaron #tuitsaojo, proyecto pionero que permitía utilizar la red social con la mirada en ordenador o tablet. Ahora, dan un paso más en su compromiso de lanzar aplicaciones móviles y digitales que permitan empoderar a las personas con discapacidad. La fase de testeo ha contado con la colaboración de GSMA. Además, se ha contado con la colaboración de seis pacientes del Institut Guttmann en Barcelona para poner a prueba la tecnología.
De esta forma, Eye Twitter se consolida como herramienta para la rehabilitación y normalización de la comunicación entre pacientes con trastornos neurológicos progresivos, parálisis cerebral o enfermedades de la neurona motora, entre otros, permitiéndoles volver a interactuar con la actualidad.